Blog Q10

Educación virtual: Tendencias que están cambiando la forma de aprender.

Por Q10
Fecha de publicación 20/03/2023
Lectura 6 minutos

Tras los cambios vividos en diversos campos de la sociedad con los inesperados años de pandemia, uno de los mayores interrogantes que nos deja este hito mundial es, si el boom que se generó en tecnología y que nos adelantó varios años en términos de avances tecnológicos, llegó para quedarse o sólo fue una respuesta a la necesidad del momento.

Indudablemente, uno de los mayores avances tecnológicos experimentados en los últimos años ha sido la transformación en las metodologías y tendencias del sector educativo, en particular el auge de la educación virtual. Tras superar la crisis sanitaria, la industria de la educación se está planteando preguntas como: ¿La educación virtual llegó para quedarse?, ¿Qué pasará con la educación virtual después de la pandemia?, ¿Cuáles son las nuevas tendencias en materia educativa?

Es evidente que, durante los años de pandemia se aceleró la adopción de la educación virtual en todo el mundo, tanto instituciones educativas como empresas, descubrieron las ventajas de esta modalidad y decidieron incorporarla en sus procesos.

Entre las ventajas más destacadas de la educación virtual se encuentran la flexibilidad horaria, la personalización del aprendizaje, la interacción en línea y la accesibilidad para personas con limitaciones de tiempo, geográficas o físicas que les impiden asistir a clases presenciales.

El futuro de la educación virtual

La pandemia permitió experimentar nuevas metodologías y modalidades de enseñanza como el aprendizaje híbrido, lo cual no necesariamente significa que la educación virtual vaya a reemplazar por completo la presencialidad, de hecho, muchos países permitieron el regreso a las aulas tras la flexibilidad en las políticas adoptadas en su momento como respuesta ante la emergencia sanitaria. Aunque la presencialidad es importante para algunos programas y materias, la educación virtual se presenta como una valiosa herramienta para complementar la educación presencial y ofrecer una experiencia más completa y flexible. Además, el mundo laboral está evolucionando y requiere cada vez más habilidades tecnológicas, lo que hace que la educación virtual sea una herramienta efectiva para preparar a los estudiantes ante las necesidades y demandas del mercado laboral, y es precisamente hacia allí que se estarían enfocando las tendencias que podrían marcar los próximos años en materia educativa.

¿Al fin la educación virtual se queda o no se queda?

El decano de la facultad de Educación de la Universidad Tecnológica de Bolívar, William Arellano, sostiene que la pandemia ha dejado una valiosa enseñanza para el sector educativo y que es necesario mantener el uso de las tecnologías de la información y la comunicación en la docencia. Argumenta que la flexibilización de las metodologías didácticas y la incorporación de las tecnologías a la educación, son aspectos fundamentales que deben seguir desarrollándose en el futuro, considera que la educación presencial y virtual deben combinarse para ofrecer una experiencia de aprendizaje más completa y adaptable a las necesidades de los estudiantes. Además, Arellano prevé una mayor oferta de programas de pregrado y posgrado bajo modalidad virtual y a distancia, así como opciones metodológicas combinadas para los próximos años.

Por otro lado, el confinamiento por la pandemia supuso un reto para las instituciones educativas que debían adaptarse a nuevas tecnologías y promover métodos de aprendizaje innovadores fomentando la cultura digital en las aulas. Según un estudio de BlinkLearning, el uso de herramientas digitales para la enseñanza aumentó un 54% tras el confinamiento, lo que evidencia la necesidad de incorporar nuevas tecnologías y métodos de aprendizaje en la educación. Así las cosas, la tendencia apunta a que en los próximos años, la tecnología sea el común denominador en las metodologías de enseñanza, orientadas a mejorar la experiencia de aprendizaje de los estudiantes y adaptada a las demandas del mundo digital y laboral, todo esto enmarcado en la virtualidad.

Nuevos métodos de aprendizaje

No todo son buenas noticias, aunque muchas instituciones han intentado adoptar la tecnología en sus procesos, muy pocas están realmente preparadas para hacer esta transición de una manera adecuada, la adopción de esta modalidad requiere, entre otros, sistemas efectivos de gestión de aprendizaje, instalaciones de videoconferencias y personal académico con experiencia en la educación a distancia. Informes de análisis sobre efectos de la pandemia realizados por entidades como UNICEF y Fundación Sm, resaltan que los docentes consideran que no tienen suficientes competencias digitales ni conocimientos pedagógicos para aprovechar las tecnologías de la información y la comunicación. Dado lo anterior, entre las tendencias más relevantes en educación virtual, está el desarrollo de competencias digitales, principalmente en los estudiantes, con el propósito de que puedan usar la tecnología de una manera efectiva en su proceso de estudio y en su futura vida laboral. Los estudiantes esperan poder utilizar herramientas tecnológicas como plataformas educativas en línea, software de simulación y gamificación, herramientas de colaboración y comunicación en línea, entre otras. Sin duda, la educación virtual ha destacado la importancia de las habilidades tecnológicas, no solo para la educación, sino también para la vida laboral, por lo tanto, se espera que esta modalidad permita continuar con el desarrollo de destrezas de este tipo y a su vez, que siga impulsando la formación en habilidades digitales.

Otra de las tendencias más marcadas para los próximos años será el aprendizaje híbrido, que combina la enseñanza presencial y en línea, el cual se está convirtiendo en un método cada vez más popular para ofrecer a los estudiantes una experiencia más flexible y personalizada. Actualmente, es fácil encontrar ofertas de programas de estudio con escenarios de formación que generan la interacción sincrónica y asincrónica, y este tipo de entornos de enseñanza combinados con la educación virtual promueven la personalización del aprendizaje, que permite a los estudiantes avanzar a su propio ritmo.

Los docentes están reconociendo cada vez más la importancia de responder a las necesidades individuales de los alumnos, pues para seguir avanzando, es importante comprender las circunstancias en las que estos tienen que enfrentarse a los cambios en los procesos de formación. Por ejemplo, no es lo mismo diseñar una oferta de cursos para un estudiante que vive en una ciudad, que para un estudiante que habita en el campo o de un lugar apartado, los intereses temáticos seguramente serán diferentes, así como las condiciones de conexión, entre otras variables. El reto para los docentes está en encontrar la forma de responder adecuadamente a las necesidades de cada estudiante, de hecho, se espera que se sigan desarrollando plataformas y herramientas que faciliten el aprendizaje personalizado en línea, una industria que tuvo un crecimiento exponencial y marcado protagonismo durante los años de pandemia, las llamadas EdTech, encargadas de desarrollar tecnologías, aplicaciones y herramientas que están siendo adoptadas por las instituciones educativas en sus actividades.

Otro de los desafíos para las instituciones y docentes en la era de la formación virtual es replantear sus estrategias de enseñanza para abordar las críticas que esta modalidad ha recibido, lo cual implica aumentar el entendimiento y la comprensión de los estudiantes, brindar autonomía e impulsar la creatividad a través de actividades lúdicas. Por lo cual, la gamificación se presenta como una tendencia educativa que busca hacer el proceso de aprendizaje más atractivo e interactivo mediante el diseño e inclusión de juegos como estrategia didáctica, incluye la creación de juegos educativos para enseñar temas específicos, sistemas de recompensa para incentivar el aprendizaje, retos y misiones para avanzar a través de los contenidos y la generación de estrategias de enseñanza interactiva mediante simulaciones que imiten situaciones reales como laboratorios en casa, prácticas centradas en los pacientes, casos de atención de emergencias, entre otros.

Del mismo modo, otra herramienta que está ganando terreno en el sector educativo es la inteligencia artificial (IA) dado que, al integrarse con otras tecnologías, permite adaptar la educación al estudiante, apoyando la personalización del aprendizaje. De hecho, entre los usos de la IA se encuentra el seguimiento del progreso de los estudiantes, la identificación de patrones de aprendizaje e incluso riesgos de deserción escolar gracias al análisis de grandes cantidades de datos. La IA también puede recomendar contenido de estudio y actividades personalizadas, programar tutores virtuales inteligentes que califiquen evaluaciones y trabajos, y ofrecer retroalimentación sobre el desempeño de los estudiantes en tiempo real.

Finalmente, como lo revelan los resultados del estudio de BlinkLearning, la incorporación de espacios de cultura digital constituye todo un reto para las instituciones de educación dados los cambios vividos tras la pandemia. Por ello, se plantea la necesidad de crear espacios inteligentes para que los alumnos sientan una mayor conexión con la realidad. El Internet de las cosas (IoT), la realidad aumentada (AR) y la realidad virtual (VR), ofrecen nuevas maneras de trabajar, reservar recursos, coordinar servicios de las instalaciones y compartir información por medio de la digitalización de objetos físicos. Permiten que las aulas de clase se vuelvan más interactivas e inmersivas, involucrar los sentidos de los estudiantes, estimular su creatividad y facilitar la asimilación de nuevos conceptos, así como el desarrollo de habilidades duras y blandas tan relevantes en el mundo laboral actual.

En conclusión, es innegable que la educación virtual ha experimentado un aumento exponencial en su uso y adopción durante la pandemia. La educación está atravesando un importante proceso de evolución orientado hacia una modalidad más digital y flexible donde el aprendizaje en línea, el desarrollo de competencias digitales y el aprendizaje híbrido son tendencias claves, sin embargo, la educación virtual aún tiene oportunidades y retos por superar para una adecuada implementación. Se espera que esta tendencia continúe evolucionando y mejorando, adaptándose cada vez más a las necesidades de los estudiantes y convirtiéndose en un valioso complemento para la educación presencial, pues está llevando a las instituciones de educación a implementar la tecnología entre sus procesos de enseñanza, y es precisamente hacía allí que se visualizan las tendencias en materia educativa para los próximos años.

Solución de información para
instituciones de educación
Q10 ofrece un sistema de gestión académica integral que simplifica y optimiza sus procesos para que pueda enfocarse en lo más importante: brindar una educación a sus estudiantes.

Artículos relacionados

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG

Recibe en tu correo las últimas novedades y tendencias en educación y tecnología.

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y aplican la Política de Privacidad y Términos de Servicio de Google.
Utilizamos cookies propias y de terceros, únicamente se limitan a recoger información técnica para identificar la sesión con la finalidad de obtener información estadística, facilitar el acceso seguro y eficiente a la página web para brindarle un mejor servicio. Si continua navegando en este sitio, entenderemos que está de acuerdo con la instalación de estas cookies. Leer más.
Q10
  • (+57) 604 444 10 35
  •    (+57) 313 718 14 11
  • Calle 51 # 81B - 22
  • Medellín - Colombia
  • info@q10.com
Contáctenos
Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y aplican la Política de Privacidad y Términos de Servicio de Google.