Blog Q10

Alternativas de solución a la problemática de la deserción escolar postpandemia.

Por Q10
Fecha de publicación 02/04/2023
Lectura 5 minutos

En la actualidad, uno de los mayores desafíos a los cuales se ven llamados las instituciones, los gobiernos y organismos internacionales ha sido el poder disminuir las cifras de deserción escolar en niños, niñas y jóvenes. Este ha sido una problemática tan preocupante que la propia organización de las Naciones Unidas (ONU) ha diseñado una serie de Objetivos de Desarrollo Sostenible conocidos como “ODS” para poder disminuir las brechas de pobreza y vulnerabilidad alrededor del mundo. Entre los 20 ODS que se han diseñado, se ha implementado el ODS número 4 conocido como “Educación de Calidad”.

Con base en lo anterior, este objetivo entre todos los puntos que espera poder atender resalta una dimensión en particular conocida como permanencia y acompañamiento: garantizar una educación inclusiva y equitativa de calidad y promover oportunidades de aprendizaje permanente.

Esta dimensión busca ofrecer herramientas y facilidades para que los niños y jóvenes no estén en riesgo del fenómeno de la deserción escolar. Esta situación ha sido tan preocupante que según cifras de la ONU “Alrededor de 260 millones de niños y jóvenes aún estaban fuera de la escuela en 2018; cerca de una quinta parte de la población mundial de ese grupo de edad. Además, más de la mitad de todos los niños y adolescentes de todo el mundo no están alcanzando los estándares mínimos de competencia” (ONU, 2022).

Para dar seguimiento al avance y cumplimiento de los ODS se han definido 232 indicadores globales, los cuales se han ido adaptando al contexto regional y nacional de acuerdo con la competencia, urgencia y necesidad de cada país. Actualmente, 13 países latinoamericanos cuentan con plataformas nacionales de seguimiento a los avances en el cumplimiento de las metas de los ODS.

Se relaciona al ODS 4 y a la meta 4.1 (De aquí a 2030, asegurar que todas las niñas y todos los niños terminen la enseñanza primaria y secundaria, que ha de ser gratuita, equitativa y de calidad y producir resultados de aprendizaje pertinentes y efectivos) retos y oportunidades de retener a los estudiantes en su proceso de formación de educación.

La ONU ha anunciado que durante la pandemia más de 1600 millones de niños, niñas y jóvenes tuvieron una suspensión considerable de sus actividades escolares, interrumpiendo de manera abrupta sus procesos de enseñanza y aprendizaje. Enfocándonos en el panorama colombiano, este no parece ser alentador; según estudios del Ministerio de educación (2022). “En el año 2021 se produjo un incremento significativo, consistente con los efectos de la pandemia, con una tasa de 3,58%”. Esta cifra es una consecuencia a los eventos de la pandemia vivida en el 2020, al igual que demuestra ser un aumento en las cifras de deserción que habían presentado un descenso en años anteriores.

La continuidad del aprendizaje está en torno a dos diferentes soluciones y pilares interpendientes, que se dirigen a una construcción de entendimientos, habilidades y distinciones para actuar y evaluar de una forma más integral:

  • Tecnología y Conectividad.

  • Cultura Institucional.

¿Cómo se puede garantizar la implementación de soluciones innovadoras y adecuadas al contexto para proporcionar una disminución de la deserción escolar? La pregunta clave para combatir este fenómeno.

El acceso a las nuevas tecnologías es fundamental para el logro de los ODS y como consecuencia de la pandemia se puso en la mira la promesa de la tecnología educativa, donde con ayuda de esta se pueden incluir o introducir diferentes formas ágiles de brindar servicios educativos, permitiendo responder a una filosofía de trabajo centrada en el estudiante, entendiendo que no existe una única y uniforme forma de enseñar y aprender.

El ministerio de educación y otros organismos han resaltado la utilización de medios tecnológicos, plataformas académicas con e-learning incluido de manera integral (por ejemplo), para facilitar la enseñanza a través de los espacios digitales. En este proceso el docente hace uso de las TIC para poder desarrollar sus actividades de clase, permitiendo un aprendizaje interactivo, contenidos actualizados y canales de comunicación que permitirán llevar un seguimiento de cerca al avance e interacción de los estudiantes. De igual manera, este proceso viene acompañado por un espacio de adecuación, de manera que el estudiante tenga las herramientas y espacios apropiados para recibir sus clases sin inconveniente alguno, logrando finalmente alcanzar: la fomentación de la alfabetización digital, se abre la posibilidad de aprender de manera remota y en diferentes áreas permitiendo la ampliación del horizonte del conocimiento y un aprendizaje más participativo.

Involucrando al segundo pilar, la agrupación de valores y prácticas que orientan y dan sentido al quehacer de las instituciones, es un aspecto que interviene en todos los miembros de la comunidad educativa, tanto en su desarrollo como en su evolución. Se puede señalar que existe un vacío de conocimiento con respecto a la relación entre los significados construidos por los docentes y los directivos acerca de la cultura institucional, permitiendo la no realización de buenas prácticas orientadas finalmente a la cultura de aprendizaje-cultura de resultados, donde se debe establecer una orientación a la organización: ¿hacia dónde vamos como institución y cuál es nuestro impacto?

Según Salas y Bernabé, la cultura organizacional es un patrón de suposiciones subyacentes compartidas que un equipo aprende a través del ajuste externo y los problemas de integración interna que funciona bien y se consideran efectivos, por lo tanto, se les enseña a los nuevos miembros como la forma correcta de percibir, pensar y sentir problemas.

A modo de conclusión, el desarrollo cultural debe actuar como fuerza que permita transformar la educación en un proceso de vinculación de las TIC, permitiendo finalmente atender este fenómeno de deserción escolar donde permanece la primicia de transformación de gestiones educativas y de formación, con soluciones tecnológicas innovadoras e intuitivas. Actualmente, existen opciones que pueden aportar a un compromiso más sólido entre los mentores y los estudiantes. El enfoque cultural, el despertar los deseos de conocimiento y la investigación con resultados tangibles para la institución, puede ayudar en este sentido. Por otra parte, el sector productivo y las instituciones a nivel general deberían ser los frentes para configurar, de manera articulada, estrategias que permitan crear espacios más llamativos y atractivos para nuestros estudiantes, donde se puedan desarrollar estos enfoques.

Finalmente, se debe de ser consciente de que actualmente el mundo y la educación ha cambiado, los procesos ahora son diferentes y los estudiantes son mucho más inquietos que en años anteriores. Cada vez el cambio es más dinámico a nivel de afinidad en carreras formativas y por lo que los estudiantes desean abordar en términos de acercamiento al objeto de conocimiento. Justo allí se encuentra el verdadero reto, que consiste en lograr que las instituciones y sus mentores, puedan formar estudiantes de calidad y con altos estándares de conocimiento, cultura de resultados, liderazgo y tantos aspectos que aporten a la sociedad de manera positiva, permitiendo transformar, crear y lograr mayores oportunidades orientadas al ser, el hacer y el saber hacer.

Solución de información para
instituciones de educación
Q10 ofrece un sistema de gestión académica integral que simplifica y optimiza sus procesos para que pueda enfocarse en lo más importante: brindar una educación a sus estudiantes.

Artículos relacionados

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG

Recibe en tu correo las últimas novedades y tendencias en educación y tecnología.

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y aplican la Política de Privacidad y Términos de Servicio de Google.
Utilizamos cookies propias y de terceros, únicamente se limitan a recoger información técnica para identificar la sesión con la finalidad de obtener información estadística, facilitar el acceso seguro y eficiente a la página web para brindarle un mejor servicio. Si continua navegando en este sitio, entenderemos que está de acuerdo con la instalación de estas cookies. Leer más.
Q10
  • (+57) 604 444 10 35
  •    (+57) 313 718 14 11
  • Calle 51 # 81B - 22
  • Medellín - Colombia
  • info@q10.com
Contáctenos
Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y aplican la Política de Privacidad y Términos de Servicio de Google.